Un estudio de INCLIVA concluye que niveles de potasio son determinantes para evaluar la supervivencia en los pacientes con insuficiencia cardiaca

Un estudio de INCLIVA concluye que niveles de potasio son determinantes para evaluar la supervivencia en los pacientes con insuficiencia cardiaca

Un estudio del el grupo de investigación en Cardiología Clínica de INCLIVA y del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico de Valencia, concluye que los niveles de potasio se asocian a un riesgo de mortalidad en pacientes con insuficiencia cardiaca

Tal y como ha demostrado la investigación se sigue un patrón de riesgo con forma de “U”, es decir, con mayor riesgo a ambos extremos de su distribución (hipo e hiperpotasemia). Los resultados de la investigación han sido publicados este octubre en la prestigiosa revista internacional Circulation

La investigación se ha desarrollado en colaboración con el Hospital Universitari Germans Trias i Pujol de Barcelona, la Cliníca del Corazón de la Universidad de Munich, Alemania y en el Centro de Investigación Clínica Pluritemática de la Universidad de Lorraine, Francia.

En el estudio han participado 2.164 pacientes con insuficiencia cardíaca, analizándose más de 16.000 determinaciones evolutivas de potasio en muestras de sangre. 

El potasio es un tipo de electrólito o mineral del cuerpo que tiene una carga eléctrica y que nos ayuda a controlar los niveles de actividad de los músculos y los nervios, el metabolismo, la digestión y el equilibrio de los procesos químicos y eléctricos de nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo necesita potasio para que nuestro corazón y otros músculos funcionen correctamente, pero al mismo tiempo su exceso a nivel del medio interno se asocia a efectos perjudiciales” ha explicado Julio Núñez, investigador de INCLIVA, cardiólogo del Hospital Clínico y uno de los autores del estudio.

Según ha resaltado el especialista en cardiología, “este trabajo aporta bases sólidas sobre la importancia del potasio en la monitorización de los pacientes con insuficiencia cardiaca”. 

Estudios anteriores ya habían demostrado que el potasio presenta implicaciones a nivel pronóstico, pero añadimos que los cambios evolutivos del potasio se asocian sustancialmente a cambios en el riesgo de muerte de los pacientes tras un episodio de insuficiencia cardiaca” ha añadido. 

El estudio ha concluido que la normopotasemia (nivel normal de potasio en sangre) se asocia a una reducción sustancial de riesgo de muerte en estos pacientes. Así pues, en los enfermos en los que tras tener los niveles de potasio en sangre muy elevados o muy bajos pasan a tener unos niveles normales, se asoció a una reducción sustancial del riesgo de muerte. 

Tenemos que medir periódicamente los niveles de potasio de nuestros pacientes y controlarlos para que evolucionen correctamente. Además, el estudio abre las puestas a considerar el potasio sérico como una potencial diana terapéutica” ha remarcado.